«La palabra inglesa para libertad, freedom, proviene de una raíz indoeuropea que significa amar». 

La reflexión de hoy con ocasión de esta palabra grande, junto con la cita anterior acerca de la raiz indoeuropea, nos lleva a ratificar esta creencia que en el centro, en el corazón de la verdad: la conciencia, la felicidad, la alegría, la unidad, el amor, este Presente y la vida son en última instancia aspectos del Ser.

De algún modo, el día de hoy, damos espacio a que pocas palabras puedan representarnos.

Libres: Escogemos la vida.